La aventura de abrir tu centro de estética

Quizás eres tú esa persona que decidió pedir una excedencia en su trabajo de toda la vida, o esa que, simplemente sólo esperaba el momento adecuado para lanzarse a la aventura de la propia empresa o del autónomo, para hacer realidad el sueño de abrir tu centro de estética, ese que tenías en mente desde hace tiempo.

En un mundo en el que la imagen personal es tan importante a nivel social, personal y de salud, no cabe duda de que la demanda de los servicios asociados a la belleza es cada vez mayor; pero, de la misma manera que hemos visto crecer la demanda, también ha crecido la oferta exponencialmente, de manera que la competencia en este sector es muy fuerte.

Esteticista con cliente
Si eres buen profesional y ofreces un trato eficaz y amable, tus clientes repetirán; pero el boca a boca no es suficiente para hacer rentable tu clínica de estética, y menos con la gran competencia del sector.

En este tipo de negocios si el servicio es bueno, la clientela suele ser especialmente fiel y busca cercanía y confianza, de manera que no irán a otro lado si el trabajo es eficaz y el trato es amable. Así pues, el primer requisito para destacar es ser un buen profesional o contar con buenos profesionales en tu centro. El segundo es estar en formación permanente, puesto que los avances son continuos.

El sector de la estética se caracteriza por ser muy innovador, y hay que estar siempre al tanto de las últimas incorporaciones en aparatología, productos y tratamientos. Lo cual es bastante complicado ante el exceso de oferta en cuanto a proveedores se refiere. Es complicado determinar en qué aparatología vas a hacer una inversión y en qué medida será rentable. Aún más difícil, si te has lanzado a la aventura de montar tu centro sin tener una extensa formación en el sector. En este sentido, ir sobre seguro es un plus. Lo mismo ocurre a la hora de elegir productos y marcas, habida cuenta de que el mercado es enorme y aquí nos jugamos la cara con nuestro cliente, en cuanto a la eficacia. D-Signa te ofrece ese soporte para asesorarte en aparatología y cosmética: tipos, funciones, tratamientos, rentabilidad, costes, etc; y ponerte en contacto con proveedores.

Organización, protocolos y detalles, claves para el buen funcionamiento

Lo siguiente es centrarte en la organización del centro: establecer los servicios a ofrecer y diseñar los protocolos de atención al cliente y de actividad, así como la coordinación del equipo y la contratación. El buen funcionamiento del centro es clave para que tus clientes se vayan satisfechos por un servicio bien hecho, sin esperas y sin errores. En D-Signa ya hemos ayudado a otros centros a organizar un sistema de gestión y atención eficaz que presta especial cuidado en las formas y en los detalles.

En último lugar, pero no por eso menos importante, tienes que darte a conocer. Y si has cuidado con esmero el diseño de tu centro, puede subestimarlo el hecho de despreocuparte de tu imagen digital. La manera de llegar a más clientes y de hacer clientes nuevos, es tener una imagen de marca digital tan cuidada como la marca real y una reputación on line, tan buena como la que ya has conseguido gracias al boca a boca. Sólo expertos en diseño web, imagen y video, marketing online y redes sociales especializados en centros de estética, como D-Signa, pueden hacer que tu centro brille entre la competencia.

Para nosotros, tu centro es único y exclusivo. Crearemos y proyectaremos la imagen que tú quieres tener. Te haremos visible y único. Sabemos cómo hacerlo.

Desde D-Signa, te damos la enhorabuena por haberte lanzado a la aventura empresarial.